ARTE/INICIO/TEATRO

EL​ ​PEQUEÑO​ ​PONI​ ​ Libro: PACO​ ​BEZERRA Dirección: Nelson Valente Por Ana Bogado

Por​ ​fortuna,​ ​en​ ​la​ ​actualidad,​ ​somos​ ​muchos​ ​quienes​ ​somos​ ​conscientes​ ​del​ ​acoso​ ​escolar y​ ​sus​ ​consecuencias,​ ​ya​ ​sea​ ​porque​ ​lo​ ​hayamos​ ​visto​ ​representado​ ​en​ ​documentales, series​ ​y/o​ ​películas​ ​o bien,​ ​por​ ​haberlo​ ​sufrido​ ​de​ ​primera​ ​mano.

Se​ ​sabe​ ​que​ ​el​ ​acoso​ ​escolar​ ​o​ ​“bullying”​ ​(nombre​ ​por​ ​el​ ​que​ ​hoy​ ​se​ ​lo​ ​reconoce​ ​a​ ​nivel mundial),  ​​es​ ​uno​ ​de​ ​los​ ​problemas​ ​más​ ​comunes​ ​en​ ​la​ ​mayoría​ ​de​ ​las​ ​escuelas,​ ​en​ ​todos sus​ ​niveles​ ​y,​ ​en​ ​distinta​ ​medida,​ ​en​ ​todos​ ​los​ ​países​ ​del​ ​mundo.​ ​No​ ​es​ ​de​ ​extrañar entonces, el​ ​hecho​ ​de ser uno​ ​de​ ​los​ ​temas​ ​que nos ocupe y que se ​represente en el universo teatral. Sin​ ​embargo,​ ​son​ ​pocas​ ​las​ ​obras​ ​que​ ​lo​ ​retratan​ ​tan​ ​acertadamente​ ​como​ ​ésta ​magnífica pieza​ ​de​ ​teatro.  

Es en​ ​los​ ​Estados​ ​Unidos​ ​que se​ ​han​ ​producido​ ​los​ ​más​ ​graves​ ​casos​ ​de​ ​bullying de​ ​los​ ​que​ ​se​ ​tenga​ ​registro; y  ​entre​ ​ellos, ​hay​ ​uno​ ​en​ ​particular​ ​que​ se ​destaca,​ ​no​ ​por​ ​su gravedad,​ ​si​ ​no,​ ​más​ ​bien,​ ​por​ ​su​ ​“móvil”:​ ​una​ ​simple​ ​mochila​ ​de​ ​“My​ ​little​ ​pony”. Es​ ​en​ ​este​ ​caso​ ​del niño Grayson Bruce en​ ​el​ ​que​ ​se​ ​basa​ ​esta obra intitulada “El​ ​pequeño​ ​poni”,​ ​a partir de un texto muy bien adaptado por Paco Bezerra. Este niño de​ ​tan​ ​sólo​ ​nueve​ ​años,​ ​fue​ ​una​ ​de​ ​las​ ​víctimas​ ​más​ ​famosas​ ​de​ ​bullying. Es conocido sobretodo​ ​por las​ ​medidas​ ​que​ ​tomaron​ ​las​ ​autoridades​ ​de​ ​su​ ​escuela​ ​al​ ​respecto:​ ​prohibirle​ ​la​ ​entrada​ ​a la​ ​institución​ ​en​ ​caso​ ​de​ ​llevar​ ​consigo​ ​la​ ​mochila​ ​y​ ​castigarlo​ ​en​ ​caso​ ​de​ ​defenderse​ ​de​ ​sus agresores. A​ ​partir​ ​de​ ​este​ ​punto,​ ​la​ ​obra​ ​nos​ ​plantea​ ​las​ ​siguientes​ ​cuestiones:​ ​¿Puede​ ​una​ ​mochila ser​ ​el​ ​justificativo​ ​para​ ​semejante​ ​abuso?​ ¿Acaso​ ​prohibirle​ ​la​ ​entrada​ ​al​ ​pequeño, ​no​ ​es​ ​una manera​ ​de​ ​justificar la agresión como si el niño la mereciera?​ ​¿Qué​ ​tanto​ ​influyen​ ​los​ ​adultos en​ ​el​ ​accionar​ ​de​ ​los​ ​niños?​ ​¿De​ ​verdad​ ​los​ ​niños​ ​se​ ​diferencian​ ​tanto​ ​de​ ​los​ ​adultos? ​ ¿Acaso​ ​no​ ​son​ ​estas​ ​conductas​ ​propias​ ​de​ ​la​ ​naturaleza​ ​humana?​ ​

El detalle de la mochila puede ser acaso un detalle que llame la atención, tal como podría tomarse cualquier otro tipo de diferencia, y sabemos que esto da lugar a que se naturalice la agresión a quien lleva una marca distintiva. Así podemos observar como suele ocurrir en las escuelas que se tome de chivo expiatorio al que es “gordo”, “flaco”, “nerd”, “nariz larga”, etc etc. etc.

¿Se​ ​diferencia​ ​tanto​ ​el “móvil”​ ​del​ ​bullying​ ​d​el​ ​nazismo, por poner un ejemplo extremo? Podemos pensar que en el bullying podría radicarse el germen de semejante perversión, donde los adultos y las autoridades, en muchas ocasiones suelen ser aliados y hasta instigadores de los niños que hacen bullying.

​¿Qué​ ​accionar​ ​es​ ​el​ ​más​ ​indicado​ ​de hallarse​ ​un​ ​familiar​ ​en​ ​esta​ ​situación?​ ​¿Es​ ​la​ ​justicia​ ​lo​ ​más​ ​importante, o ​​es​ ​la​ ​integridad física​ ​y​ ​emocional​ ​de​ ​la​ ​víctima? En​ ​verdad​ ​son​ ​muchas​ ​cuestiones,​ ​y​ ​todas​ ​ellas​ ​son​ ​planteadas​ ​desde​ ​la​ ​perspectiva​ ​de unos​ ​amorosos​ ​y​ ​desesperados​ ​padres,​ ​quienes,​ ​interpretados​ ​magistralmente por​ ​Melina​ ​Patriella​ ​y Alejandro​ ​Awada​ ​ – ambos​ ​actores de​ ​larga​ ​trayectoria​ ​en​ ​aclamadas​ ​series​ ​de​ ​televisión​ ​y​ ​películas de​ ​producción​ ​nacional – ,​ ​deberán​ ​analizar​ ​cuidadosamente​ ​las​ ​opciones posibles. Son los padres quienes deben ​tomar​ ​dolorosas decisiones​ ​que​ ​afectarán​ ​drásticamente​ ​sus​ ​vidas​ ​y​ ​la​ ​de​ ​su​ ​desesperanzado​ ​pequeño, ya que él está imposibilitado de decidir qué hacer hasta que sea adulto.

EL-PEQUEÑO-PONI-e1502738774808-660x330

Esta​ ​obra​ ​me​ ​ha​ ​fascinado​ ​y,​ ​debo​ ​admitir,​ ​me​ ​ha​ ​tocado​ ​una ​fibra​ ​sensible…

Cuenta con​ ​una​ ​excelente​ ​dirección y​ ​magníficas​ ​actuaciones que nos llega a conmover profundamente. Además, tiene ​una​ ​muy buena y ​ ​artística​ ​puesta​ ​en escena​, una ​excelente​ ​musicalización. En ese sentido, se puede afirmar que ​esta​ ​obra​ ​está​ ​cerca​ ​de​ ​la​ ​perfección teatral. La​ ​tensión​ ​y​ ​el​ ​drama​ ​son​ ​tales​ ​que​ ​uno​ ​de​ ​verdad​ ​logra creer​ que está ​observando​ ​a​ ​una​ ​pareja amarse,​ ​discutir​ ​y​ ​sufrir por su hijo.

Sin​ ​lugar​ ​a​ ​dudas,​ ​muy​ ​recomendada. Espero​ ​que​ ​la​ ​aprecien​ ​tanto​ ​como​ ​yo y que les despierte los interrogantes que interpelan tanto a los padres, a los docentes como a las autoridades del colegio y que involucran a la consolidación de los valores de nuestra sociedad.

201708160800EL PEQUEÑO PONI

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s