TEATRO

“LAS ULTIMAS LUNAS” de SUSANA HORNOS

Por Julián Infante

las-ultimas-lunas-026

 

Sentados en el banco de la vida, muchos miran el ocaso maquillarse de noche y esperan su turno para dejar de esperar.  

Cruda pero real. Humorísticamente triste.  En la ajetreada vorágine de la sociedad moderna donde no hay tiempo para nada, los sentimientos de amor tampoco tienen lugar. Las personas nacen, crecen, se reproducen, envejecen, luego estorban y después mueren.  

las-ultimas-lunas-011

¿Qué hacer cuando nuestros padres dejan de ser nuestros protectores para convertirse en nuestros protegidos?

“Las últimas Lunas” nos muestra con un humor casi anestésico a la memoria lo que sucede con nuestros abuelos en la sociedad de hoy.  Los personajes se pasean entre los recuerdos del ayer, donde la vejez no existía, y un presente inmediato e inevitable: hay que tomar una decisión. Una decisión que no es simple de tomar, ya que la mochila emocional pesa demasiado para ser cargada por quien tiene la última palabra. ¿Metemos al viejo en el asilo? ¿Lo dejamos acá y le pagamos una enfermera que lo atienda? ¿Lo tratamos como un objeto o le damos un poco de amor?

las-ultimas-lunas-020

Esta obra nos dibuja una sonrisa nerviosa casi por temor a ser los próximos. Los próximos “objetos” o los próximos a decidir, y nos baja el telón subiendo un pensamiento en nuestras mentes: ¿Qué haremos cuando nos toque a nosotros decidir o ser “decididos”?

las-ultimas-lunas-001

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s