INICIO/LITERATURA/POESÍA

MAYO – Por Claudia Gorenstein

Bones3

 

Mi padre no está.

Lo perdoné ante el montón

de polvo

que cubrió

sus huesos.

Lo perdoné alta en la tierra,

de pie sobre

su pasado

y el mío.

Lo perdoné mordiendo

un adiós

susurrado

ante extraños.

Lo perdoné de espaldas

al recuerdo

y al olvido.

No lo perdoné.

Un ábaco de cuentas

sin saldar 

estalla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .