INICIO/LITERATURA/POESÍA

EL CIELO QUE MIRABA – Por CLAUDIA GORESTEIN

cielo-1

Era un dios bruñido

en el alto

de la tarde.

Manaba un fuego

que danzaba

para

resucitar

a esa muñeca inerte

que fui hoy,

que fui ayer.

Soplaba en las hendijas

de mi pena

para engañar a todo

lo muerto:

árboles talados

retoñaran,

Miguel,

frutos arrancados 

crecerán.

Y todo lo que vive

seguirá esparciendo

su perfume.

Las flores brotarán,

los colores

seguirán

dando su luz.

Eso es lo inevitable.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .