INICIO/LITERATURA/POESÍA

Juego – Por Norman Leandro

Father playing with his daughter in a living room

Father playing with his daughter in a living room

Por Norman Leandro

A Justine

Yo juego a no pisar las líneas de la calle (toda la vida lo hice y nunca nadie lo ha notado, el máximo gesto de atención al respecto ha sido la burla de mis paso dispares -es que resulta más dinámico si salteo primero dos baldosas, luego una, luego dos y así-). Juego carreras secretas con la gente en las veredas,  elijo contendientes en las veredas, trazo secretamente una meta y me dispongo a batirme en justa por su conquista con personas que no tienen la menor idea de la álgida competencia que con tan esforzado contrincante sostienen. Pisar hojas crujientes es uno de mis mayores deleites. 

Juego a ser 

cantante, 

actor, 

trabajador, 

hombre de negocios, 

literato, 

juego a ser yo y, 

en ocasiones a ser otros, 

juego a ser malo, a ser bueno, a ser chistoso, a ser serio.. . 

y sí, muchas veces el desprecio y la incomprensión (algo batidos, quizás con una poca de envidia), llega de la mano de “vos no te tomas nada enserio” y -siempre- respondo: “no hay nada más en serio que un juego (mirada profunda a los ojos), nada se emprende con tanto ímpetu, decisión y compromiso como el dominio y conquista de un juego”.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .