DISEÑO DE INDUMENTARIA

HAUTE COUTURE: LA EXCLUSIVIDAD DE LA CREACION A LA MEDIDA DEL CLIENTE

unnamed3

Por Pablo Rubin

Objetos del deseo creados a medida de nuestros deseos. La agradabilidad que conmueve nuestros sentidos. Podemos definir a la moda como un fenómeno cultural y social común a una época, marcando tendencias y generando los clásicos del futuro. La moda es parte de la cultura simple, efímera y placentera. A cada deseo le precede una prenda que se anuda a un sentimiento.

Preparar una colección de Dior cuesta un millón y medio de Euros. Un vestido de la última colección cuesta entre 80.000 y 120.000 Euros.

Los criterios para haute couture fueron establecidos en 1945 y actualizados en 1992. Para ganarse el derecho de llamarse una casa de costura y usar el término haute couture en su publicidad, deben seguir las siguientes reglas: Diseñar a medida para clientes privados, con una o más pruebas de vestido. Tener un taller (atelier) en París que cuente por lo menos con 20 empleados a tiempo completo. Cada temporada, deben presentar una colección de mínimo cincuenta diseños originales al público que contenga prendas de día y de noche, en enero y en julio de cada año.

Tener historia, tener glamour, tener poder, tener dinero, tener un reino. Tener, tener, tener, base del consumismo actual imperante.

Reina Marie Antoinette: Primera ministra de Moda

La alta costura puede ser referenciada desde el año 1700. Marie-Jeanne Rose Bertin, la diseñadora de modas francés de la Reina Marie Antoinette, puede ser acreditada por haber introducido la moda y la alta costura a la cultura francesa. Fue una marchande du modes. Fue la sombrerera y modista de la reina María Antonieta y la primera diseñadora francesa célebre. Bertin fue aprendiz de modista a muy temprana edad, a los 15 años llega a París. Abrió su propia tienda de ropa: Le Grand Mogol, en 1770 y rápidamente, encontró clientas entre las influyentes damas de la nobleza, incluyendo a la Luisa, duquesa de Chartres, que también patrocinó en Versalles a la pintora Élisabeth Vigée-Lebrun, que se encaprichó con sus diseños.
BackstagerafEl costurero Charles Frederick Worth (Octubre 13, 1826 – Marzo 10, 1895), es ampliamente considerado el padre de la haute couture como la conocemos hoy en día. Aunque nació en Bourne, Lincolnshire, Inglaterra, Worth dejó su marca en la industria de la moda francesa. Revolucionando la percepción que se tenía previamente de la costura, Woth logró que el costurero se convirtiera en el artista de las prendas: un diseñador de modas.

En el año 1960, un grupo de diseñadores jóvenes, quienes habían sido entrenados por hombres como Dior y Balenciaga, dejaron esas casas de costura y abrieron sus propios establecimientos. Los más exitosos entre esos diseñadores jóvenes fueron: Yves Saint Laurent, Pierre Cardin, André Courrèges, Ted Lapidus, y Emanuel Ungaro. Hanae Mori, originaria de Japón, pero con sede en París, también tuvo éxito al establecer su propia línea. Lacroix es una de las casas de moda que empezaron a finales del siglo XX. Entre otras casas nuevas estaban Jean-Paul Gaultier y Thierry Mugler. Debido a los costos tan altos para producir colecciones de alta costura, Lacroix y Mugler se vieron obligados a abandonar sus actividades de alta costura.

Durante el siglo XX decreció el número de casas de costura significativamente, de 106 en el año 1946 a sólo 18 en el año 2000. En el año 2004 hubo únicamente nueve casas de costura de alto rango: Chanel, Versace, Valentino, Dior, Givenchy, Gaultier, Lacroix, ésta última en bancarrota.

Diseñar y sentir amor….

Raf Simons (1968) es un diseñador de moda belga. Estudió diseño industrial, pero al cabo de unos años de estudio independiente, se convirtió en diseñador de ropa masculina en 1995. Inicialmente, trabajó con Walter Van Beirendonck en París, donde fue expuesto a la labor de Martin Margiela y Jean-Paul Gaultier. Actualmente es director creativo de Dior. Sus colecciones (sólo para hombre) están fuertemente influenciadas por la cultura de la juventud. A menudo combina el corte clásico de la sastrería masculina con el estilo baggy (ancho) callejero, considerado unas de sus mayores influencias. Su estilo ha sido ampliamente reconocido por los críticos y la industria de la moda. Se le considera uno de los más importantes innovadores en la moda masculina contemporánea. Raf Simons presenta sus colecciones dos veces al año en París.

Buenos Aires tiene su academia de alta costura.

unnamed12

Se realizó en Buenos Aires en la Alianza Francesa una notable conferencia sobre el Arte de la Alta Costura para descubrir su mundo y tomar conocimiento de los requisitos necesarios para que una marca sea calificada efectivamente como realizadora de Alta Costura. Se presentó el trabajo de la Maison Dior, la más importante dentro de esta categoría, y una breve reseña sobre su creador, Christian Dior y su actual Director Creativo, Raf Simons. El objetivo fue enseñar qué es lo que se necesita para diseñar Alta a través de diapositivas, videos y ejemplificación con textiles.

En este marco se presentó la European Fashion Academy la primer Academia de Moda Francesa de Lujo en Buenos Aires dirigida por Melissa Schleich y Raúl Benegas. Ellos se destacan por el concepto totalmente nuevo de brindar una verdadera formación europea contando con profesores europeos y argentinos del más alto nivel internacional. La intención es “transmitir a los estudiantes de diseño el verdadero estilo francés con su metodología parisina combinándolo con la industrialización y técnicas de fabricación alemanas y la creatividad y fantasía italianas”. Apreciarán el uso de metodologías utilizadas actualmente en los grandes Ateliers franceses como Chanel, Christian Dior, YSL y Louis Vuitton, representando un sistema único en toda América.

El sastre, la modista, trabajos codiciados en extinción.

Con la llegada del Prêt-à-porter, expresión francesa que significa textualmente “Listo para llevar” ó “Listo para usar” o “Ready to Wear”, las prendas de moda son producidas en serie con patrones que se repiten en función de la demanda. Hoy las multimillonarias prefieren «Listo para llevar», en vez de Alta Costura. En la actualidad, las nuevas millonarias tienen entre 17 a 25 años y están marcando una tendencia decadente para las casas de alta, este es uno de los motivos por el cual una prenda Dior, vale más de 100.000 Euros, y es el motivo por el cual las casas de Alta costura se transformaron en negocios de venta de accesorios, como carteras, cinturones y perfumes. Una manera de financiar un eterno negocio.

¿Qué hacer para vestirse a la moda?: ir al shooping y disfrutar. ¿Para que tener una tarjeta de crédito con poca deuda? ¡Esta es la premisa básica del capitalismo! ¿Qué hacer para vestirse bien?: ir al sastre a tomarse medidas.

rs_634x797-150223155813-634-jennifer-lawrence-dior-campaign5.jw.22315

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s