ARTE/INICIO/TEATRO

Los vecinos de arriba – Dirección: Javier Daulte – Por Lic. Mariana Wassner

los vecinos 1

Los vecinos de arriba – Dirección: Javier Daulte

Por Lic. Mariana Wassner

LOS VECINOS DE ARRIBA, pieza teatral escrita por Cesc Gay y con la mano experta en la dirección por Javier Daulte, bien podría llamarse algo así como NADA ES LO QUE PARECE.

El relato es simple. Ana y Julio conforman un  matrimonio que recibe, en su casa y por invitación de ella, a los vecinos de arriba, Salva y Laura. “Si se enfrentan a los conflictos son bienvenidos”- los espeta Julio al recibirlos. Las parejas, en tono de comedia, comienzan a desplegar sus desavenencias y también lo que tienen en común: el sexo y la sexualidad, la historia compartida, la incomunicación, los reclamos.

vecinos 2

Los vecinos de arriba, ella psicóloga y él bombero, proponen a Ana y Julio,  participar de encuentros de sexo grupal, por ser divertido, liberador y moderno, y que sólo es cuestión de animarse a hacerlo. De este modo, comienzan a desatarse  situaciones desopilantes que ponen de manifiesto la idea de qué es ser una pareja hoy.

Esta obra intenta poner el acento en qué es lo que subyace a cada modo de estar y convivir con el otro. No pretende criticar la institución del matrimonio como tal sino develar cómo nadie puede escaparse de los mandatos morales, planteados en términos de  antinomias: tener conflictos o no tenerlos; tener sexo o no; fidelidad versus infidelidad; el deseo en oposición al deber.

Sin embargo, la pregunta que atraviesa esta comedia hace referencia al amor, a su caducidad en los términos propuestos en la época del romanticismo y a la necesidad de construirlo desde las diferencias.

vecinos 3.JPG

Una lectura literal de esta obra, muy bien interpretada, en la que se destaca por su manejo actoral Diego Peretti y Julieta Vallina y  nos permite revisitar a través de estos personajes que con humor, nos hacen recorrer los avatares por los que las parejas transitan, incluyendo los conflictos, los desencuentros, los desamores y los encuentros de la mano de un gran director como Javier Daulte. Una mirada más profunda, si se quiere, deja abierta, como herida y al mismo tiempo como esperanza, aquello que los humanos necesitamos: valor para amar y para ser amados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .