ARTE/INICIO/TEATRO

Los vecinos de arriba – Dirección: Javier Daulte – Por Lic. Mariana Wassner

los vecinos 1

Los vecinos de arriba – Dirección: Javier Daulte

Por Lic. Mariana Wassner

LOS VECINOS DE ARRIBA, pieza teatral escrita por Cesc Gay y con la mano experta en la dirección por Javier Daulte, bien podría llamarse algo así como NADA ES LO QUE PARECE.

El relato es simple. Ana y Julio conforman un  matrimonio que recibe, en su casa y por invitación de ella, a los vecinos de arriba, Salva y Laura. “Si se enfrentan a los conflictos son bienvenidos”- los espeta Julio al recibirlos. Las parejas, en tono de comedia, comienzan a desplegar sus desavenencias y también lo que tienen en común: el sexo y la sexualidad, la historia compartida, la incomunicación, los reclamos.

vecinos 2

Los vecinos de arriba, ella psicóloga y él bombero, proponen a Ana y Julio,  participar de encuentros de sexo grupal, por ser divertido, liberador y moderno, y que sólo es cuestión de animarse a hacerlo. De este modo, comienzan a desatarse  situaciones desopilantes que ponen de manifiesto la idea de qué es ser una pareja hoy.

Esta obra intenta poner el acento en qué es lo que subyace a cada modo de estar y convivir con el otro. No pretende criticar la institución del matrimonio como tal sino develar cómo nadie puede escaparse de los mandatos morales, planteados en términos de  antinomias: tener conflictos o no tenerlos; tener sexo o no; fidelidad versus infidelidad; el deseo en oposición al deber.

Sin embargo, la pregunta que atraviesa esta comedia hace referencia al amor, a su caducidad en los términos propuestos en la época del romanticismo y a la necesidad de construirlo desde las diferencias.

vecinos 3.JPG

Una lectura literal de esta obra, muy bien interpretada, en la que se destaca por su manejo actoral Diego Peretti, nos permite revisitar a través de estos personajes que con humor, nos hacen recorrer los avatares por los que las parejas transitan, incluyendo los conflictos, los desencuentros, los desamores y los encuentros. Una mirada más profunda, si se quiere, deja abierta, como herida y al mismo tiempo como esperanza, aquello que los humanos necesitamos: valor para amar y para ser amados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.