INICIO/LITERATURA/POESÍA

A veces – Por Valentina Oyuela

0

Ilustración y Poema: Valentina Oyuela

 

¿Y cómo se supone que tengo que hacer? 

me gustaría poder quedarme con tu mal, 

aferrarme a eso siempre que me sienta así…

quisiera poder olvidar tus besos y tu dulce tocar

quisiera no recordar tu cálido abrazo

y la forma en que nuestros labios 

hacían el amor,

quisiera olvidar la ternura de tu voz cuando me cantaba

o si quiera me hablaba,

quisiera poder agarrarme a tu oscuridad, y al dolor que me causaste

a las razones infinitas de cómo me hiciste sufrirte,

quisiera poder no recordar esa pequeña parte tuya

tan pequeña

a la cual tanto amé…

escribo esto

y un espectro me ahorca el cuello

no estoy segura 

de que seas vos

pero me aplasta el pecho.

me ahogo pensándote

y a tu mirada insidiosa,

te pensé innocuo, 

o por lo menos sin intención.

te vi tan dual

que comprendí tu mar

y olvidé

de que el mismo traiciona.

con el tiempo

nos desgajaste,

hubo una parte tuya

que no podía con tanto amor,

me desgarraste de vos

y yo quedé

sola

con todo esto.

no pensaste en mí

ni como resguardarme

porque el amor es cuidar

y vos de eso no entendés nada

yo se que no fui injusta

y con eso me quedo

con que te cuidé

te protegí

fui oído y palabra para tu dolor

y lo antepuse al mío con ardor pero 

lo hice en fin

para que vos pudieras ser

sin tanto miedo.

voluble fuiste

y viniste,

cambiante como el viento

como si 

estuvieses solo…

y te olvidaste

de mi presencia

y yo

ciega

adorándote, siempre

esperanzada ante nuestra fe

me perdí;

movida por un ávido deseo de ayudarte a curar

callé, evité

eludí cosas que 

hoy a la distancia

veo oscuras

tan oscuras…

quisiera, dejar de recordarte 

y a nuestros cuerpos lábiles,

quisiera dejar de recordar tus manos delicadas por mi cara

quisiera no llorar tanto

cuando escribo estas palabras…

aunque caigo, en nuestro inefable sexo

en nuestras horas de amor

en nuestras melodías al unísono

a las tantas palabras que nos regalamos

al sol que compartíamos…

y aún así, por más de que recuerde

tu habla, hábil, dispuesta a la distorsión

tus formas crueles 

maliciosas

tus ojos llenos de odio 

tu ser tomado por 

rencor y enojo

yo te sigo pensando 

a veces

en amor.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .