INICIO/LITERATURA/POESÍA

ENSUEÑO – Por Rosalía Fortunato 

Su figura borrosa se desliza entre sombras

de niebla nocturna que al morir

transporta el mar,

un mar que posee un embrujo

y provoca en el alma

estados de nostalgia dolor, sueños y paz. 

A solas en la playa,

su imagen cobra vida

y emerge sobre el mar, 

se acerca hasta mi lado con sus brazos abiertos

y aprisionada en ellos,

feliz me dejo estar.

Ondas melodiosas,

cascabeles de nácar repican sin cesar

y los rayos de luna con su fulgor dorado

como duendes traviesos nos besan al pasar. 

Nos envuelve la brisa,

suave brisa marina y

y al compás de su influjo

nos dejamos llevar como dos golondrinas

en busca de su nido que un ángel desde el cielo

custodiándolo está. 

Al instante despierto

y observo que fue solo un soñar.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.