ARTE/INICIO/TEATRO

El equilibrista – Dirección: César Brie – Por Sergio Cocú

BIEN DE FAMILIA

Por Sergio Cocú

P1270610

Hay otra respuesta posible  a una de las preguntas que nos constituye como seres humanos. Porque si nos preguntáramos “de dónde venimos” quitándole la lente filosófica con que nos interpelamos recurrentemente desde tiempos inmemoriales, la respuesta surgiría en forma de familiares, barcos, recuerdos, mitos y  geografías. Sólo es cuestión de echarles un vistazo a las ramas no necesariamente más añosas de nuestro árbol genealógico.

Eso es justamente lo que hace Mauricio Dayub (quien escribió este  guión autobiográfico junto a Patricio Abadi y Mariano Saba) y su respuesta a “de dónde venimos” se convierte en un desfile de entrañables personajes familiares que incluye abuelos, padre, tíos y también al joven que él mismo fue alguna vez,  desengañado con un amor.

La obra nos muestra por medio de la notable versatilidad actoral de Dayub, cómo la identidad no es otra cosa que una amalgama de las múltiples identidades que nos precedieron, nos acompañaron y  de las que aún nos acompañan.

La fusión azarosa de las historias de otros es el punto de partida para escribir nuestra propia historia. Y ser al mismo tiempo –como afirmara Pirandello- uno, ninguno y cien mil.

En este caso ser la abuela o los tíos o los padres. O todos ellos a la vez.

“Sentir es lo más importante de todo”, le dijo su padre un día al protagonista de la obra. Y esta tajante jerarquización debió de haber tomado la forma de un mandato para Dayub. Porque más allá del guión, la puesta y los efectos, la historia trata de sentimientos: risas, llantos y todos los matices intermedios que manifiestan y provocan las adorables caricaturas del clan familiar.

P1270418

La narración está enriquecida con imaginativos recursos,  uno de los cuales expresa otro mandato, que esta vez se asoma detrás de una frase del abuelo: “El mundo es de los que se animan a perder el equilibrio”.

Y aunque Mauricio Dayub se sube a una cinta que atraviesa la sala y camina con destreza  sobre ella, esta obra deja en claro que ya se animó a perder el equilibrio para apropiarse de su mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .